Provincia

Provincia

Los Hermanos de la Provincia Franco-Belga-Holandesa estamos presentes en estos lugares:

Beauchêne – Casa Provincial (Arquidiócesis de Poitiers).

Eysines y La Réole (Arquidiócesis de Bordeaux).

Six Fours-les-Plages (Diócesis de Fréjus-Toulon).

Ventiseri (Diócesis de Ajaccio).

Gerpinnes y Chimay (Diócesis de Tournai).

Nijmegen (Diócesis de Groningen-Leeuwarden).

 

La vida de un Canónigo se parece al servicio pastoral de los sacerdotes diocesanos, pero nuestro ideal consiste en vivir y trabajar en comunidad. En nuestra Provincia, los hermanos trabajan sobre todo en las parroquias, colaborando con los sacerdotes diocesanos. También tenemos un santuario mariano, mientras que algunos otros realizan diferentes ministerios: el servicio sacramental a los enfermos, la capellanía de la Universidad, la cancillería diocesana etc. Siempre estamos abiertos para realizar un servicio según los pedidos de los Obispos y las necesidades de una iglesia particular.

 

La Provincia no vive aislada, está instalada en la Congregación y en las iglesias particulares. Cada día tratamos de poner en práctica el ideal que nos ha dejado el inspirador de nuestra Orden, San Agustín: la vida comunitaria (compartir la mesa, poner en común los bienes espirituales y materiales); la vida litúrgica (debemos ser  expertos en la vida litúrgica y sobre todo practicarla cada día); la vida pastoral (responder a las necesidades pastorales de la Congregación y de las iglesias diocesanas en íntima unión con nuestros pastores).

Al comienzo, San Agustín ha reunido a los sacerdotes seculares en su casa para llevar una vida común y para que seamos hoy los herederos de esta iniciativa.

 

¡Qué bueno y agradable es que los hermanos vivan unidos!” (Sal. 133,1)